Tengo trabajo

Esta afirmación en los tiempos que corren tendría que ir entre exclamaciones por la alegría que debería conllevar conseguir un contrato, pero en el caso en cuestión, si bien no deja de ser un alivio económico para el “afortunado”, no deja de ser un triste reflejo de nuestra realidad. Nuestro amigo, es un joven licenciado que llevaba algo más de un año en paro, subsistiendo gracias a un alquiler no excesivo alto, al sueldo que recibía su mujer (hasta hace unos meses, cuando los excesos de los empresarios que tanto reclaman ayudas y reformas dieron con sus huesos en el INEM) y a algunos ingresos extras que los derechos de autor que varios libros suyos le reportaban ocasionalmente (no vayan a pensar en los ingresos de García Márquez o Dan Brown, hablamos de unos 2000€). Nuestro amigo en la entrevista de grupo para conseguir su trabajo se encontró con 5 compañeros, dos diplomados, un ingeniero técnico en Telecomunicaciones y otros dos licenciados como él, a lo que había que sumar unos cuantos másteres, doctorados, etc…, la competencia parecía ser dura. El test que le tocó realizar era relativamente exigente para ser una ett, consistía en leer unos textos y resumirlos en dos líneas; de un listado de nombres de personajes, decir quienes eran; hacer una serie de ejercicios matemáticos sencillos y unas cuantas preguntas de geografía básica. A nuestro amigo le llamaron para que se incorporara a las tres semanas de formación previas a entrar en la empresa, siempre y cuando pasara la prueba de acceso que se hacía a la semana del curso. Al llegar allí se encontró a un nutrido grupo de jóvenes como el, también la mayoría licenciados, o estudiantes de carrera, un arquitecto e incluso un médico. Gracias a los hados, logró superar la prueba de acceso y puede respirar tranquilo, tiene garantizado su puesto para trabajar 25 horas a la semana a razón de entorno a 800€ brutos al mes.

No vayan a creerse ustedes que nuestro amigo no está para poner exclamaciones porque le parezca que merece ganar más y que su sueldo es insuficiente. Para nada lo cree, es más, considera que está bien pagado para lo que hace. El problema radica en que el puesto de trabajo para el que ha tenido que pasar por todo esto, y competir con gente tan cualificada, no es ni más ni menos que el de teleoperador en una compañía eléctrica. Tampoco vayan a creer ustedes que su falta de emoción está originada por considerar que es un trabajo indigno, tampoco es el caso. La falta de exclamaciones que a propósito hemos puesto en el título es porque, ¿cómo se puede alegrar cualquiera de que la juventud que nos ha costado a toda la sociedad años y mucho dinero formar, acabe compitiendo por puestos como este? ¿A qué puestos de trabajo han sido desplazados los tradicionales trabajadores de este sector? Nuestro amigo no está especialmente afectado ya que a el le conviene el trabajo porque las horas libres que le deja, le permiten avanzar en su tesis doctoral, pero ¿Cómo está la universidad española para que sus doctorandos tengan que recurrir a sufragar por su cuenta y riesgo, sus investigaciones? ¿Esperan las etts (me niego a ponerlas en mayúsculas) y otras compañías al uso, retener mucho tiempo a este tipo de empleado sobrecualifacado, que siempre o casi siempre va a estar a la expectativa de buscar algo más acorde a su formación? Emplear en este tipo de trabajo a personas con estudios superiores, les garantiza unos trabajadores que aprenderán rápido, pero probablemente también se irán rápido y tendrán que volver a empezar de cero, ¿no les compensará contratar a la gente que más tradicionalmente ha trabajado en este sector (administrativos, comerciales, etc…), que muy probablemente tendrían una mayor estabilidad? Estas preguntas y otras muchas son perfectamente aplicables tanto a este como a otra serie de sectores, y hasta que no se puedan responder satisfactoriamente o lo más importante, no se tengan que realizar, no se saldrá del atolladero económico-social en el que estamos metidos.

Asimilado Negro

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: